El manto blanco de Uyuni

Autor: Mercedes Bluske y Jess Vargas Villena/ elperiodico

El manto blanco de Uyuni

Autor: Mercedes Bluske y Jess Vargas Villena/ elperiodico
Fecha: 22 de abril de 2017

 

Mercedes Bluske y Jesús Vargas Villena

 

(Verdadcontinta/abril/2017) Vista desde millones de kilómetros de distancia, pocas son las cosas que logran identificarse de la tierra. La frontera entre india y Pakistan, el río Amazonas y el salar de Uyuni, son algunas de ellas. El astronauta Neil Amstrong aseguró ver la brillantez de este pálido desierto de sal desde la luna y, maravillado por este gigantesco espejo, decidió visitar el lugar años más tarde.

 

El salar de Uyuni es el mayor reservorio de litio del mundo. Su manto blanco cual nieve, tiene una extensión aproximada de 12000 kilómetros cuadrados y se ha convertido en el producto insignia del turismo boliviano, atrayendo a gente de todas las nacionalidades.

 

Inglés, francés, ruso y español en sus diferentes modalidades, son parte de las lenguas que se escucha hablar a los turistas que llegan a Bolivia, “sólo para sentir a la nada convertirse en todo”, como describió uno de ellos.

 

Son más de 120000 visitantes que año tras año se disponen a llegar hasta el desierto para dejarse asombrar por su magnitud.

 

Adentrarse en el manto blanco de Uyuni es una aventura que requiere un exhaustivo conocimiento de la ruta que, aunque pareciera inofensiva, presenta múltiples desafíos.

 

“Hay lugares específicos por los que se puede circular, no puedes ir por cualquier lado”, explica Fernando, el guía de la excursión. Uno de los peligros a la hora de conducir por medio de salar, radica en la variación de grosor de sus capas.

 

“En todos los bordes del salar hay capas gruesas, pero debajo hay agua”, dice completando su explicación.

 

Si bien  la sal en las orillas puede llegar a tener más de 10 metros, en los puntos más profundos, las capas son delgadas y  más propensas a la formación de los denominados “ojos de sal”, que son orificios que se abren a causa de la presión.

 

Cuando los vehículos atraviesan estas zonas proclives a los ojos de sal, corren el riesgo de caer al agua helada sin poder salir.

 

Por esta razón, es indispensable el ingreso con un guía turístico o conocedor de la zona. Así, mas de 400 autos equipados y con una capacidad máxima de 7 personas, entran diariamente con diferentes grupos de  visitantes en la época alta. El ingreso de buses o vehículos pesados está prohibido por esta misma razón.

 

Las historias de los lugareños sobre los sucesos en el salar, son parte vivaz del tour y aportan una dosis de misterio como de la adrenalina en cada relato.

“Una familia chilena quedó atrapada en un ojo de sal y el final fue trágico”, relata Fernando cambiando el tono de voz.

 

Según esta historia, el padre, engañado por la planicie del paisaje, decidió caminar en dirección a Colchani, la comunidad que se encuentra a la entrada del salar. Las luces del pueblo se llegaban a observar desde el lugar del accidente y el hombre pensó estar cerca. Sin embargo, no se percató que la planicie hace perder la perspectiva y las distancias son difíciles de calcular, y en realidad estaba a cientos de kilómetros de distancia.

 

Expuesto al frio del la región altiplánica de la Cordillera de los Andes y carente de agua, el hombre murió en su intento por conseguir auxilio.

 

 

Juegos de perspectiva

Aunque la llanura puede ser en cierto modo peligrosa, definitivamente es un gran aliado para sacar divertidas y anecdóticas fotografías.

 

No hay visitante que pise el salar y que no ponga a prueba su imaginación para obtener las más burlescas y ocurrentes fotografías en las que, con 10 metros de distancia, cualquiera pueda quedar convertido en un enano o un gigante.

 

La planicie blanca se funde con el horizonte,  brindando la posibilidad de crear efectos fotográficos inimaginables con juegos de perspectiva.

 

Por sus características geográficas, el salar de Uyuni es el lugar donde lo impensado, sucede. En este lugar, entremezclar el cielo con la tierra, es un juego de niños.

 

En la época de lluvia, la capa de agua logra que el cielo se junte con la tierra gracias al efecto de espejo que se crea sobre la superficie de sal. Ésta es la época predilecta para fotógrafos y artistas que buscan inmortalizar el momento en hermosas imágenes. Sin embargo, también es una de las épocas más peligrosas para entrar al salar.

 

Sus orígenes

“Se cree que en el lugar donde está actualmente el salar, se encontraba el lago Minchin”, explica el guía conforme se adentra para llegar a la isla Incahuasi, donde se encuentran los milenarios cactus en una especie de oasis, si vale el término.

 

De acuerdo a los expertos, hace unos 40000 años atrás, toda la región pertenecía al lago Minchin, un gigantesco lago prehistórico, que dio origen a los lagos Poopó, Uru Uru y  los desiertos salinos de Coipasa y Uyuni.

 

Según otras versiones, el lago se unía con el océano pacífico.  “En la parte del salar que colinda con Chile, encontraron rocas  que eran corales petrificados.  Esos corales también se pueden apreciar en el salar, en la isla Incahuasi, en la isla del pescado y en varias otras”, explica el guía, a modo de respaldar esta teoría.

 

La evaporación del agua a causa de diferentes factores, habría dado origen al salar.

visitar lugares en Uyuni

deal-image

45% OFF

  • 7 days
  • 15 hrs
  • 15 min

France / europe

Integer purus ex, dictum nec elementum eu, tristique vel lectus. Donec rutrum lectus et pharetra egestas.

Start From $299
deal-image

45% OFF

  • 7 days
  • 15 hrs
  • 15 min

France / europe

Integer purus ex, dictum nec elementum eu, tristique vel lectus. Donec rutrum lectus et pharetra egestas.

Start From $299
deal-image

45% OFF

  • 7 days
  • 15 hrs
  • 15 min

France / europe

Integer purus ex, dictum nec elementum eu, tristique vel lectus. Donec rutrum lectus et pharetra egestas.

Start From $299